La armonía familiar comienza cuando nos disponemos a cambiar

expr:id='"post-body-" + data:post.id'>
Dios nos permite alcanzar armonía en la relación familiar
Fernando Alexis Jiménez

Rebeca vino a conocer realmente a Raúl, su esposo, cuando llevaban siete meses bajo el mismo techo. Y ocurrió por una discusión intrascendente. El hombre se llenó de furia, vociferó y se encerró en la habitación con un fuerte portazo. Pasó una semana antes que volviera a hablarle. Ese fue el momento en el que la joven se dio cuenta realmente con quién era que había contraído nupcias.

Dialogar, principio para fortalecer relaciones humanas

expr:id='"post-body-" + data:post.id'>
Dios nos hace victoriosos cuando depositamos nuestra confianza en Él como familia
© Fernando Alexis Jiménez
Carlos cerró la puerta visiblemente disgustado. Iba de camino al trabajo, pero contrariado. Aquella discusión con su esposa le hizo pensar que hablaban idiomas diferentes. Es cierto, reaccionó con rabia; pero ella no colaboró mucho, porque también vociferó. Mientras conducía el autor se preguntaba: ¿Por qué otras personas pareciera que se entienden bien y nosotros cada diálogo que iniciamos termina en discusión?

Su familia merece que edifique sanas relaciones familiares

expr:id='"post-body-" + data:post.id'>
El diálogo y la oración nos ayuda a construir familias sólidas
© Fernando Alexis Jiménez

Cuando Laura y Camilo eran novios, eran un dechado permanente de amor. Sus allegados en la Universidad se quejaban de sus constantes arrumacos y besuqueos, sin importarles quién estuviera cerca. Ella era muy cariñosa: Le abrazaba, rodeaba su cintura y le sonreía constantemente; él le regalaba rosas, esquelas amorosas y chocolates. Eran la pareja perfecta. Pero dos años después de casados, cuando su primer hijo, convirtieron el hogar en un infierno.

Es hora de mostrar el amor que siente por su familia

expr:id='"post-body-" + data:post.id'>
Es tiempo de afianzar las relaciones interpersonales en familia
Por Fernando Alexis Jiménez

Si hay un problema que se ha tornado común a los matrimonios, es que esposos y esposas se quejan de no recibir demostraciones de amor por parte de su pareja. “Ya no me quiera”, se lamentan ellas y, ellos—por su parte—consideran que en muchos casos las demostraciones afectivas son parte del pasado, que se quedaron en los recuerdos del noviazgo.

Abra su vida al cambio personal y espiritual

expr:id='"post-body-" + data:post.id'>
Es tiempo de abrir los ojos a nuestra realidad y
ver cómo andamos

Por Fernando Alexis Jiménez

Llevaba once años sin ver. Ya hasta había olvidado los colores hermosos de un atardecer y la forma como, progresivamente, se iban conjugando matices de azul y amarillo cuando el sol despertaba perezoso en las mañanas. Once años de oscuridad. Lisa Reid se había acostumbrado a caminar con un perro guía y un bastón. “Era parte de mi día a día”, le dijo a sus conocidos.
            Sin embargo su historia cambió el día que tuvo un accidente al agacharse a besar a su mascota.  Se golpeó contra el borde de una mesa. Se tomó la cabeza, pero su sorpresa fue mayúscula al día siguiente abrió los ojos y ¡Veía! Un verdadero milagro.
            Lisa Reid es una mujer de Nueva Zelanda con un tumor que le apretaba el nervio óptico y eso la había convertido en una persona ciega. El incidente que cambió su historia ocurrió el 15 de noviembre del 2000.
"Nadie sabe qué pasó ni puede explicarlo", le dijo la mujer al Daily Mail. "Ver otra vez el mundo visualmente es un regalo", aseguró Reid.
            El 16 de noviembre del 2014 se cumplieron 14 años desde que Reid recuperó su vida y cada año que pasa, la Asociación de Nueva Zelanda para Ciegos recuerda su historia para poder recaudar fondos y poder crear concientización en la población en la Semana de la Ceguera.
            Uno de los más grandes regalos de Dios para nuestra vida, es la capacidad de ver. Perder la visión es algo traumático y nos priva de apreciar las maravillas de la creación, a las personas, al mundo que nos rodea.
            En alguna ocasión un hombre ciego por muchos años fue sanado por Jesús, el Señor. Los judíos inmediatamente cuestionaron el milagro. Recriminaron al invidente. Querían que le restara méritos al portento ocurrido en su vida. Leemos en las Escrituras: Por segunda vez llamaron al hombre que había sido ciego y le dijeron: Da gloria a Dios; nosotros sabemos que este hombre es un pecador.  Entonces él les contestó: Si es pecador, no lo sé; una cosa sé: que yo era ciego y ahora veo…”(Juan 9:24, 25. La Biblia de Las Américas)
            Un pasaje bíblico sencillo que nos lleva a recordar que el Dios en el que hemos creído, es un Dios de milagros, pero también nos lleva a reflexionar que es tiempo de abrir los ojos a la realidad que nos rodea. Evaluarnos y revisar cómo anda nuestra vida espiritual, familiar, el desenvolvimiento en el trabajo; qué errores cometemos que deben ser corregidos. Abrir los ojos para cambiar, para mejorar, para emprender una nueva vida. Hoy es el día para tomar esa decisión.
            Si aún no ha recibido al Señor Jesús, le invito para que lo haga. Puedo asegurarle que prendido de la mano del Señor Jesús emprenderá una nueva vida. Hágalo ahora. No se arrepentirá.

Léanos en www.guerraespiritual.org y www.bosquejosparasermones.com  

Esposos que colaboran en casa, un paso importante

expr:id='"post-body-" + data:post.id'>
Los esposos están llamados a ayudar en casa

Por Fernando Alexis Jiménez
Hace veinte años parecía inconcebible que el hombre estuviera hacienda aseo en casa y que la esposa saliera a trabajar. Sin embargo, no solo el cambio de los tiempos sino las fluctuaciones del mercado laboral, cambiaron el panorama. Hoy resulta normal. Y las parejas lo asumen con naturalidad. Otro elementos que asumen como natural es que los papás tomen tiempo para ayudar a los hijos en los quehaceres escolares así como brindarles orientación.
           

Dios restaura una relación dañada y en crisis

expr:id='"post-body-" + data:post.id'>
Dios restaura las relaciones en crisis

Por Fernando Alexis Jiménez
Esperó seis años. Seis largos años. Cada minuto le parecía una eternidad. Aunque está muy joven hoy, Grace Gelder. “No soporto la monotonía en la habitación.”, le dijo a sus amistades que le preguntaron por la insólita acción que emprendería días después. Una acción que incluso el diario londinense The Mirror, destacó en primera plana.
            ¿Qué hizo Grace que rompió todos los esquemas, la sacó del anonimato y la llevo a pasar a la historia? Ella decidió  casarse con ella misma luego de permanecer soltera por más de seis años. Es la primera mujer en muchísimos siglos que hace algo parecido en el Reino Unido.

Los demonios se metieron hasta en la televisión

expr:id='"post-body-" + data:post.id'>
La internet y la televisión son peligrosas por lo que
ven nuestros hijos, que puede abrir puertas al enemigo

Por Fernando Alexis Jiménez
Ricardo es un chico de 13 años, aficionado a las películas de terror, que terminó internado en una clínica siquiátrica de Buenos Aires, Argentina, para tratar un cuadro irregular de comportamiento. Se levantaba gritando en las noches. Veía imágenes fantasmagóricas que le robaban la paz.
            Se comprobó tiempo después, que era aficionado a ver películas de terror. Un especialista cristiano consultado atribuyó ese hábito como la puerta a través de la cual entraron demonios que procuraban dominar su mente y por tanto, su comportamiento.

Haga su mejor esfuerzo por edificar una familia sólida

expr:id='"post-body-" + data:post.id'>
El diálogo es importante en la relación familiar

Por Fernando Alexis Jiménez
Como padres que procuramos fundamental una familia duradera, donde Dios gobierne y primen principios y valores, debemos asumir la disciplina de estudiar las Escrituras, aprender pautas de vida y orar.
            Es importante que diariamente tengamos un encuentro con el Señor, que procuremos escuchar Su Voz. También reviste especial significación tener acercamiento a las Escrituras, tomar apuntes de aquellos pasajes en los que Dios nos habla e interiorizar aquellos principios que enseñaremos a nuestros hijos. Es aconsejable desarrollar un plan sistemático de estudio de la Biblia.

Una familia que se fortalece tomada de la mano de Dios

expr:id='"post-body-" + data:post.id'>
Dios fortalece la relación familiar...

Por Fernando Alexis Jiménez
Laura y Raúl estaban por separarse. “No hay salida para nuestra situación”, decía él. “Yo deseo que hagamos nuestro mejor esfuerzo por el hogar”, se lamentaba ella. Dos niños, uno de siete y otro de cinco años, estaban en medio. Ellos, como es apenas natural, reclamaban el derecho a un padre y una madre. Y lo hacían de forma sencilla: Cuando les veían peleándose, procuraban –abrazándolos—que dejaran de seguir discutiendo.
            Fue Laura quien tuvo un encuentro personal con el Señor Jesús. Y a partir de allí, comenzó cambios que terminaron ejerciendo una poderosa influencia en la relación de pareja. La situación mejoró. Y desde el instante en que el panorama se despejó, se fijaron la meta de edificar la relación de pareja y a los hijos, sobre sólidas bases.

Comprometidos a fortalecer y no a fracturar la relación familiar

expr:id='"post-body-" + data:post.id'>
Dios nos concede unidad y armonía en familia

Por Fernando Alexis Jiménez
Las familias están atravesando en el mundo por una profunda crisis. Lo grave es que naciones históricamente identificadas como cristianas, y nos referimos a los Estados Unidos, están a la par de países como España, Francia, Alemania y Japón donde el cristianismo no constituye mayoría entre su población. Algo está pasando: Los cimientos han sido socavados y el desmoronamiento en la relación de pareja y en el esquema de comunicación padres-hijos, sigue enfrentando un peligroso distanciamiento. El panorama es aún mas preocupante en América Latina donde prevalece el machismo y el respeto a la mujer brilla—en la mayoría de los países—por su ausencia.

Orando y creyendo para que los milagros ocurran

expr:id='"post-body-" + data:post.id'>
Orar y creer a Dios va de la mano

Por Fernando Alexis Jiménez
Si hay algo de lo que hablamos mucho, leemos muchos libros pero, a la postre, no nos resulta fácil definir, es de la fe. ¿Usted podría definirla? Si no es así, le damos unas pistas: Es posible siempre y cuando hayamos desarrollado intimidad con Dios.
            Una de las inclinaciones naturales nuestras es a creer sin racionalizar. Le pongo un ejemplo: Cuando usted toma el control remoto del televisor, ¿se pregunta caso si funcionará o no? Por supuesto que no. Usted simplemente obtura el botón indicado. Sabe que aparecerá la imagen. Esa es fe natural.

¿Realmente estamos amando a nuestra familia?

expr:id='"post-body-" + data:post.id'>
¿Dedica tiempo a la familia?

Por Fernando Alexis Jiménez
Si algo le molestaba a Roberto, era la forma displicente como su esposa Patricia le respondía. Podía afirmar que esa situación había minado la relación de pareja. Incluso llegó a pensar en separarse. “El trato que me da es irrespetuoso”, solía repetir.
            Su decisión cambió cuando reconoció que había una familia que cuidar, unos hijos que proteger, y un futuro unidos que no se podía tirar por la borda.  En ese momento decisión asumir dos principios esenciales en su trato con Patricia: Tolerancia y perseverancia. Es cierto, ella era la causante de la mayoría de los conflictos intrafamilialres, pero desde ese día, decidió someter las situaciones complejas en manos de Dios procurando su ayuda. ¡Y la respuesta no se hizo esperar!            El panorama que lucía ensombrecido, se fue despejando y todo volvió a su curso, a la normalidad. Había armonía. Realmente estaba materializando lo que era amar a su familia.
(C) Fernando Alexis Jiménez - Llàmenos (0057)317-4913705 - Escríbanos webestudiosbiblicos@gmail.com. Con la tecnología de Blogger.