selecciondeestudiosbiblicos.org :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

selecciondeestudiosbiblicos.org

 

¿Ha pensado en el divorcio? No tome esa decisión todavía

¿Ha pensado en el divorcio? No tome esa decisión todavía

Separación. La palabra sonaba aterradora por su poderosa carga destructora para una relación de tantos años. Sin embargo, parecía inevitable.

El desaliento acompañaba a los esposos que llegaron a recibir orientación, por el íntimo convencimiento que les venía rondando de tiempo atrás: El único camino para la crisis matrimonial que enfrentaban era la separación. Sin embargo, les inquietaba el destino de sus hijos. Tenían dos chicos: Uno de cinco y otro de ocho años. Los niños lloraban cuando les veían pelearse. ¿Era justo que, en adelante, no tuvieran padres por el deseo de separarse?

Ellos no son los únicos que han pensado en el rompimiento de los lasos matrimoniales como la única alternativa.

Nuestro adversario espiritual es quien ha venido sembrando la idea de que el divorcio es la salida a las crisis del hogar. Esa es la razón por la que esta idea ha tomado tanta fuerza. “Si las cosas no marchan, hay que separarse”, es la frase que escuchamos con mayor frecuencia.

No se deje arrastrar por lo que dicen a su alrededor. Medite cuidadosamente ese paso, que traerá ruina a su vida sentimental y afectará su vida espiritual.

Recuerde que la Biblia nos advierte: “¡Estén alerta! Cuídense de su gran enemigo, el diablo, porque anda al acecho como un león rugiente, buscando a quién devorar.” (1 Pedro 5:8. NTV)

La separación no es, no ha sido ni será jamás una alternativa, por el contrario, constituye la vía más expedita para entrar en un camino hacia el abismo.

Si realmente creemos en un Dios de poder, lo que hacemos es procurar que Él nos ayude.

Buscar en Dios una solución a la crisis

¿Ha pensado en separarse ahora que la relación matrimonial atraviesa por una profunda crisis? Permítame llamarlo a que reconsidere cualquier decisión.

Es en momentos como esos, que cobra particular vigencia lo que enseña el autor y conferencista, Gary Rosberg: “Preparar parejas a prueba de divorcio es dirigirlas en la dirección adecuada y prepararlas para el viaje en busca de reconquistar el sueño del matrimonio…existe un camino que conduce de vuelta al matrimonio que siempre quiso. Este camino, arraigado en la Palabra de Dios, es posible y necesario…” (Gary y Barbara Rosberg. “Matrimonios a prueba de divorcio”. Editorial Unilit. EE.UU. 2004. Pg. 51)

Es importante— en eso es necesario insistir— que hagamos un alto en el camino y reconozcamos dónde y cómo está nuestro matrimonio, y pidamos ayuda a Dios con el propósito de que nos ayude a restaurarlo.

Las familias no podemos morder el anzuelo

Usted es padre o madre, y sabe que tiene a cargo unos hijos que ama, pero igual, corren enorme peligro. La sociedad en la que nos desenvolvemos, es una sociedad sin principios ni valores que amenaza, que les ofrece drogas, alcohol, comportamiento inmoral y rebeldía, legitimada por progenitores que soportan el que sus vástagos actúen como quieren.

Es allí donde reconocemos que nuestro Adversario, Satanás, está detrás del escenario. El Señor Jesús lo advirtió cuando instruyó a sus discípulos y a nosotros hoy: “El propósito del ladrón es robar y matar y destruir; mi propósito es darles una vida plena y abundante.” (Juan 10:10. NTV)

No podemos desconocer, en ningún momento, que hay un enorme peligro, razón por la que— una de nuestras prioridades— es orar por nuestro cónyuge y nuestros hijos. Recuérdelo siempre: no podemos morder el anzuelo.

Como creyentes, debemos emprender e involucrarnos en una cruzada contra la separación matrimonial. Por el contrario, nuestro esfuerzo debe ser el de promover la unidad del hogar, teniendo a Dios como nuestro supremo ayudador y apoyo para afianzar el amor, la comprensión y la tolerancia.

No podría concluir sin antes invitarle para que tome la mejor decisión de su vida: Reciba a Jesucristo como su Señor y Salvador. Es la mejor decisión que jamás podrá tomar. Con Cristo a su lado, podrá emprender el crecimiento personal, espiritual y familiar que siempre ha anhelado. ¡Decídase hoy por Jesucristo!


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en miiglesia.com