selecciondeestudiosbiblicos.org :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

selecciondeestudiosbiblicos.org

 

Siete beneficios de la gratitud hacia Dios

Siete beneficios de la gratitud hacia Dios

La gratitud a Dios se refleja en bendiciones. No es una frase más. Es un principio práctico que desencadena una vida mejor. Puedo asegurarle que si decide por una existencia de constante agradecimiento, todo cambiará alrededor. No solo usted sino que influirá en quienes le rodean.

¿Por qué se nos dificulta aceptar esta realidad? Porque nuestra tendencia es dimensionar lo negativo, aquello que no sale bien.

Haga un ejercicio sencillo. Piense por unos pocos minutos en el día de ayer. ¿Cómo podría valorarlo? ¿Considera que fue bueno o, por el contrario, malo? Si categoriza el día como malo, ¿por qué razón?

Si lo hizo, le invito a que, a continuación, haga un listado mental de lo que ocurrió en su vida en las últimas 24 horas. ¿Elaboró ese listado?

Bien, enumere cuáles fueron los incidentes negativos. A renglón seguido, cite los hechos buenos, positivos.

La mayor parte de las personas solo relaciona aquello que le produjo un impacto nocivamente.

Una positiva influencia

Un artículo publicado en el Journal of Social and Clinical Psychology, señala que la gratitud que anidamos, si se torna permanente, ejerce una influencia transformadora en la salud mental.

De hecho, quienes se consideran felices, atribuyen ese estado a la gratitud que expresan hacia Dios y todo cuanto les provee diariamente.

El apóstol Pablo conocía este fundamento para ser feliz y victorioso. Él escribió a los creyentes de Tesalónica: “Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.” (1 Tesalonicenses 5:16-18. NVI)

De acuerdo con el apóstol, aun cuando las cosas no vayan como esperamos, es fundamental darle gracias al Señor. No es otra cosa que reconocerlo como Señor de todo, incluso de nuestras circunstancias. Hacerlo, aun cuando no nos expliquemos de qué manera, trae cambios.

Cuando asumimos el principio de la gratitud descubrimos que nuestro estado de ánimo no depende de las circunstancias externas. De ahí que, sin importar lo que pueda ocurrir, tendremos paz interior, fundamento para la felicidad y sin duda, un ingrediente clave de las bendiciones.

Beneficios de la gratitud a Dios

La gratitud a Dios nos convierte en triunfadores que enfrentan la vida con una actitud de fe, y a quienes la adversidad no les roba la paz interior.

Otros de los beneficios de dar gracias a nuestro Padre, son:

1.- Bienestar físico y emocional

2.- Trae consigo disminución de las probabilidades de experimentar depresión

3.- Produce mejoras en el estado de ánimo

4.- Genera disposición para emprender nuevas metas

5.- Contribuye al desarrollo de una mayor intimidad con Dios

6.- Permite dimensionar lo maravilloso de vivir

7.- Ayuda a encontrar un propósito diario para existir

El apóstol Pablo enseñó que, a pesar de que venían momentos difíciles a su vida, aprendió a dar gracias a Dios y esa disposición, le permitía mantener paz en su mundo interior. Igual ocurrirá con nosotros, tal como escribió: “No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:6-7. NVI)

Lo importante no son las circunstancias, sino mi reacción ante estas. A pesar de que siempre espere lo mejor, puede ocurrir que algo no salga a pedir de boca. Aun así, debo dar gracias. Aquieta nuestro espíritu y fortalece nuestra dependencia y confianza en el Señor.

Cambiar nuestro mundo

La oración y la gratitud a Dios cambian el mundo alrededor. Orar es la forma de pedirle a Dios que transforme el curso de la historia. Y Él lo hace. Y a través de dar gracias de manera constante, reconocemos incluso cada detalle pequeño de la existencia, como un gran acontecimiento.

No podemos perder de vista el hecho de que usted y yo dependemos de Dios. No tenemos el control de todas las cosas, solo Él. Y si tenemos claro este concepto, aprendemos a confiar en Su ayuda y provisión en todo momento y circunstancia.

El presidente de la Universidad Yale, Peter Salovey, dijo alguna vez:

“La verdadera felicidad podría no ser posible sin la capacidad de rechazar el mito de la total independencia. La buena vida podría estar fuera de nuestro alcance a menos que seamos capaces de aceptar de buen grado la ayuda de los demás y expresar nuestra gratitud por eso, sirve”. (Citado por la Agencia EFE. 23/03/16. Versión digital)

Por su parte, Robert Emmons, psicólogo de la Universidad de California, al referirse a las actitudes de las personas y su grado de influencia en nuestro estado de ánimo y la forma como afectamos a los demás, dijo:

“Las personas agradecidas redefinen lo que les sucede, no se centran en aquello que no tienen, sino que se aseguran de ver lo bueno en lo que tienen.” (Citado por la Agencia EFE. 23/03/16. Versión digital)

El apóstol Pablo aborda el asunto una y otra vez, y en su primera carta a los creyentes de Corinto, asegura: "¡Pero gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo!” (1 Corintios 15:57. NVI)

Piense por un instante que los padres felices y optimistas parecen trasmitir esos rasgos a sus hijos, que adoptan principios similares cuando se convierten, a su vez, en progenitores. Reproducen la misma actitud.

De ahí que, tanto si se aprende, o se hereda, la gratitud es un rasgo familiar.

Ahora, sentir gratitud en medio de una situación adversa o que genere presión, puede ayudar a tranquilizarse y a mirar las crisis desde otro ángulo.

No pierda del horizonte una realidad: alimentar diariamente la gratitud a Dios, desencadena bendiciones y nos hace realmente felices.

Si aún no ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador, es hora de que tome esa decisión. Prendidos de Su mano, emprendemos el maravilloso camino hacia el cambio y crecimiento en todas las áreas de nuestra vida. Recíbalo hoy en su corazón…


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio