selecciondeestudiosbiblicos.org :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

selecciondeestudiosbiblicos.org

 

Un Nuevo Corazón, una Nueva Vida

Un Nuevo Corazón, una Nueva Vida

A Jessica Santillán le cambiaron el corazón. En una operación que duró varias horas. La realizaron varios especialistas en el inmenso pabellón de cirugías de un hospital estadounidense en el que se mezclaban los trajes impecables de los médicos, el olor penetrante a fármacos y alcohol, y el incesante llamado que hacen por el altavoz a pacientes y facultativos. Fue un jueves gris, poblado con densos nubarrones que amenazaban lluvia.

Para esta adolescente mejicana comenzaba una nueva existencia. Fue el primer transplante en su género en la historia.

Días después abrió los ojos. Volvía a la vida. Miró a todos lados. Sus padres estaban emocionados. Concluía así el drama que comenzó una mañana cualquiera, cuando le hicieron una intervención quirúrgica. Pero algo salió mal. Una cantidad excesiva de anestesia, aplicada por el médico, la llevó a las puertas de la muerte.

Por mucho tiempo buscaron donantes de corazón y de pulmones. No perdían la esperanza. Oraban. Sabían que la salvación radicaba en un transplante con carácter urgente. Y llegó el momento. La operación fue todo un éxito... Tenía un nuevo corazón...

¿Su corazón necesita ser transformado?

Todos deseamos ser transformados. En un abrir y cerrar de ojos. Llegamos a esa conclusión cuando descubrimos que nuestros pensamientos y acciones causan mal a quienes nos rodean. Herimos emocionalmente a nuestro cónyuge, nuestros hijos, nuestros padres y a quienes nos rodean. Concientes del mal que provocamos, concluimos: "Mi vida necesita un cambio”.

Cambiar su corazón, es decir sus sentimientos, actitudes y forma de pensar, es posible. No en nuestras fuerzas sino con ayuda de Dios. El lo prometió en Su Palabra:"Porque pondré mis ojos sobre ellos para bien, y los volveré a esta tierra, y los edificaré, y no los destruiré; los plantaré y no los arrancaré. Y les daré corazón para que me conozcan que yo soy Jehová; y me serán por pueblo, y yo les seré a ellos por Dios; porque se volverán a mí de todo su corazón.” (Jeremías 24:6, 7).

Tal vez atraviesa una crisis. Su familia es un caos. Su ser, también. Reconoce que es culpable. Ha intentado cambiar, pero fracasa en su propósito.

Es hora de empezar de nuevo. Pero no solo, sino tomado de la mano de Jesucristo. Puedo asegurarle que comenzará un nuevo amanecer. Es posible cambiar. Poco a poco. No se desanime. En fe. Con ayuda de Dios. ¡Su vida jamás será la misma!

Hoy es un día único

Sí, para que reciba a Jesucristo en su corazón. Dígale: “Señor Jesús, te recibo hoy en mi corazón como único y suficiente Salvador. Gracias por perdonar mis pecados y darme una nueva vida. Haz de mi la persona que tú quieres que yo sea. Amén”


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio