selecciondeestudiosbiblicos.org :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

selecciondeestudiosbiblicos.org

 

Señales inequívocas del final de los tiempos

Señales inequívocas del final de los tiempos

Estamos en el final de los tiempos. Las circunstancias que nos rodean y que tienen impacto mundial, evidencian que el reloj profético de Dios avanza con paso inexorable.

El Señor Jesús llamó la atención sobre el acercamiento al momento crítico en la historia de la humanidad.

En la Palabra leemos:
"Más tarde, Jesús se sentó en el monte de los Olivos. Sus discípulos se le acercaron en privado y le dijeron: — Dinos, ¿cuándo sucederá todo eso? ¿Qué señal marcará tu regreso y el fin del mundo? Jesús les dijo: — No dejen que nadie los engañe, porque muchos vendrán en mi nombre y afirmarán: “Yo soy el Mesías”, y engañarán a muchos. Oirán de guerras y de amenazas de guerras, pero no se dejen llevar por el pánico. Es verdad, esas cosas deben suceder, pero el fin no vendrá inmediatamente después. Una nación entrará en guerra con otra, y un reino con otro reino. Habrá hambres y terremotos en muchas partes del mundo. Sin embargo, todo eso es solo el comienzo de los dolores del parto, luego vendrán más." (Mateo 24:3-8| NTV)
Pero, aun cuando hay quienes ya vaticinan el cómo y el cuándo, debemos también tener en cuenta lo que anunció el Salvador:
"Sin embargo, nadie sabe el día ni la hora en que sucederán estas cosas, ni siquiera los ángeles en el cielo ni el propio Hijo.[a] Solo el Padre lo sabe." (Mateo 24:36| NTV)
No podemos estar ajeno a la realidad del regreso inminente del Señor Jesucristo por su pueblo, como antesala de la gran tribulación y los hechos que se desencadenarán conforme lo profetizan los libros de Daniel, Ezequiel y Apocalipsis.

Diez señales a tener en cuenta

Comparto con usted 10 señales que nos evidencian estar a las puertas del fin. Le invito a corroborar las citas bíblicas y a contextualizarlas con nuestro tiempo.

1.- El aumento de la ciencia (Daniel 12:4). Caracterizado por un crecimiento inusitado del conocimiento, como ha ocurrido en los últimos 120 años.

2.- La propagación de enfermedades que no tienen cura (Zacarías 14:12-15; 2 Pedro 3:10). Una muestra lo representan el VIH Sida, el Ébola, la influencia y otras enfermedades que son resistentes a las medicinas.

3.- El renacimiento del Israel (Isaías 66:8-10; Mateo 24:32-35). El regreso de los judíos a su tierra las la declaración de las Naciones Unidas el 15 de mayo de 1948, aceleró el reloj profético.

4.- El regreso de los judíos a su tierra (Jeremías 23: 7, 8) Hay que recordar que desde el año 70 cuando fue destruida Jerusalén y el templo por orden del emperador Vespasiano y ejecutada por el general Tito, los judíos andaban dispersos y perseguidos en todas las naciones. Su regreso profético se cumplió a partir de 1948.

5.- Jerusalén librada del dominio de los gentiles (Salmos 102:16-21; 122:6; Lucas 21:20-24) Hoy los judíos constituyen una de las cinco potencias armamentísticas y militares más sólidas del mundo, en el mismo nivel de Estados Unidos, Rusia y China.

6.- El desarrollo mundial de las comunicaciones. (Apocalipsis 11:3-10) Desde mediados del siglo XX todo cuanto acontece en el mundo, en tiempo real, puede ser informado a través de la Internet, la televisión y la radio.

7.- La multiplicación del engaño religioso (Mateo 24:4-8; Jeremías 9:5; 28:8, 9) Lo apreciamos por doquier. Hay multiplicidad de doctrinas que pretenden ser bíblicas pero que no honran a Dios y conducen a la condenación.

8.- La multiplicación del hambre y las pestes (Mateo 24: 7, 8) Basta ver un noticiario de televisión para enterarnos del cada vez más creciente drama que atraviesan las naciones.

9.- El aumento de los terremotos.- Mientras que en el siglo XV se presentaron 115 movimientos telúricos de gran proporción que se duplicaron cien años después y llegaron a 378 en el siglo XVII, en el siglo XVIII fueron 640 y 2.119 en el siglo XIX. Esta cifra creció a más de 4.000  por año desde el siglo XX.

10.- Aumento de la inmoralidad (Génesis 6:5; Mateo 24:36-39) Como publicara el New York Times, estamos experimentando un crecimiento jamás visto de la inmoralidad sexual que se refleja en enfermedades y muertes por todo el mundo.

Mantenernos alerta

Los días son malos, como advierte la propia Biblia. Es imperativo que estemos apercibidos de lo que está ocurriendo y no nos desprendamos, por ningún motivo, de la mano del Señor Jesucristo.

Jamás pierda de vista que todo está generando el escenario para el arrebatamiento de la iglesia (2 Pedro 3:3; 1 Tesalonicenses 4:16-18; Mateo 24:30)

El propósito es que, ni usted ni yo, nos quedemos cuando se produzca el arrebatamiento del pueblo de Jesucristo, redimido por su sangre y llamados a aceptar la salvación.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en miiglesia.com